Para ser idealistas hay que tener el sustento asegurado

“Yo empecé solo con un chaval que quería ser arbitro así que tenia una mano y media. No me quedaba otro remedio que simplificar mi cocina.”




Eso es lo que afirma Marcelo Tejedor…

Tiene un Restaurante en Santiago de Compostela  –Casa Marcelo- con una estrella michelín.

Aprendió de los mejores cocineros del mundo, sobretodo en Francia.

Dice : “ lo fundamental de un cocinero es ganarse la confianza del publico, uno vale lo que vale su ultimo plato”


Seguramente atrevido y un espíritu libre.

Imaginaros en el año 99 un restaurante que se abre en España donde no existe carta y solo hay menú degustación.

Al final todo el mundo lo ha hecho porqué era lógico. Cuando el lo hizo estaba casi a punto de arruinarse.

Pero eso es parte del precio que hay que pagar para poder transmitir lo que uno siente “Si quiero contar una película tiene que ser mi película, y eso lo siento profundamente”

Ahora piensa en la atmosfera y en la energía que percibe un cliente cuando entre el y la cocina no existen barreras.

No pienses en la típica cocina a la vista del publico tras un cristal.

La sala está completamente abierta a la cocina y viceversa. La proximidad es tan brutal que hace que los cocineros sirven a la mesa.

También fue una decisión obligada porqué inició solo con la ayuda de un chaval que no soñaba con ser cocinero. Solo quería ser arbitro.

Cuando habla de la rentabilidad de estos tipos de restaurante nos recuerda :

“Para ser idealistas hay que tener el sustento asegurado”

“Yo todavía no he encontrado esta estabilidad que me permita experimentar con libertad”.


Gratis Herramientas Premium

Recibe algunas de Nuestras Herramientas de Crecimiento Geometrico

No utilizaremos nunca tu e-mail, ni lo intercambiaremos o venderemos a otros. Puedes darte de baja cuando quieras.

Comparte y sé un Mentor para Tus Seguidores

Leave a comment

Your email address will not be published.


*


Shares