El Número Mágico

Estoy Seguro que te habrás Preguntado más de una Vez…

¿Existe un Número Mágico de Platos o Elementos de un Menú?

¿Un Número que represente el Equilibrio Perfecto entre -Variedad, Complejidad o Sencillez y Rapidez-?

Todos conocemos ejemplos de Restaurantes con cartas tan amplias como una Vieja Guía de Teléfonos y otros con una Simple Hoja con pocos elementos sugeridos por el chef.

Y la carta de un restaurante es la estructura más importante de su organización y funcionamiento.

Tener una Carta Amplia, aumenta tu necesidad de almacenamiento y esta influye sobre el tamaño del local y por lo tanto sobre los costes de alquiler.

Decidir por una carta amplia significa ofrecer más Variedad y Elección a los clientes pero requiere de Personal de cocina más Experto porque,,,

cualquier plato mal ejecutado representará el eslabón débil de tu cadena.

Más Platos = Más Mermas = Más Tiempo de decisión por parte de los clientes = Menor Velocidad de Rotación de las Mesas = Menor Facturación a igualdad de Ticket Medio.

Y si todo eso no fuera suficiente, el personal que gestiona el servicio y aconseja a los clientes necesita de mayor formación y entrenamiento.

 

Personalmente soy Enemigo de la Complejidad ya que en mi trayectoria profesional he podido comprobar que los negocios que crecen y se multiplican son en su esencia Simples y Atractivos.

 

De hecho…y este es un Dato Estadístico, los Menús de las mayores cadenas de restaurantes de todo el mundo se están encogiendo.

El razonamiento que empuja a las cadenas de Mayor Éxito a reducir los elementos que componen su menú parece ser que de esta forma podrán ofrecer una mejor Calidad y Frescura con un Servicio más Rápido y a un Menor Coste.

Pedidos pequeños y frecuentes garantizan la frescura de los ingredientes…y si el Menu es demasiado amplio y el pescado por ejemplo no está fresco, termina en el cubo de la basura aumentando tus costes y disminuyendo tu Rentabilidad o en el estomago del cliente Arruinando tu Reputación.

Menos Platos también implica mayor precisión en la ejecución.

Es más fácil dominar pocos elementos de un Menú Sugerente y bien ejecutado que muchos platos para intentar gustarle a todo el mundo.

Podría seguir Pero…

Mucha gente Opina con razón que darles Variedad a la Gente, darles Opciones es importante para no aburrirles y para aumentar la frecuencia de visita de un cliente.

Si tienes un solo restaurante y persigues Estrellas Michelin quizás pensar en Menús Sencillos no sea para ti.

Pero para el resto te aseguro que los Resultados Económicos hablan por si solos.

Recuerda…

El tiempo es Esencial para un gran número de personas y este número va en aumento.

¿Como Ofrezco Variedad sin Caer en la Complejidad?

Una Tendencia Clara y Ganadora en este sentido es la de utilizar unos Pilares Principales, como la Carne de Pollo de Cerdo o de Vacuno o los Vegetales y dotarles de Personalidades Diferentes, modificando los Perfiles de Sabor tomando como Inspiración las Diferentes Cocinas del Mundo.

Las Salsas, las Especias, las Técnicas de Cocción pueden dotar de gran variedad a unos elementos básicos del Menu que se mantiene Sencillo y al mismo tiempo Variado.

De igual manera, los matices y los sabores mantienen a los Clientes Intrigados

Cocinas pequeñas, numero de personas limitado, un Horno, una Parrilla, un par de Fogones o Placas de Inducción, a veces son todo lo que dispone un restaurante…y complicar el menú en estas situaciones es un autentico suicidio económico y un error estratégico imperdonable.

Para diseñar un Menú Magnético, hay que tomar decisiones.

La Primera Decisión es …

Tener Claras las Cosas que no Cambian.

Aquellos elementos que han determinado el Éxito de Tu Concepto y que se Transforman en unos Clásicos que el cliente tiene como Punto de Referencia.

Eliminar tus Clásicos significa Perder Tu Identidad.

Para tomar esta Primera Decisión te Ayudan tus mismos clientes.

Observa sus preferencias y Toma una Decisión Firme.

Este es el primer Elemento que dota de Consistencia a tu Concepto.

Recuerda que Tu Restaurante es tan bueno como tu Peor Cocinero.

Por eso tienes que pensar en la Dificultad de Ejecución de tus Platos con este Principio Básico en la mente.

La Segunda Decisión es…

la de hacer que el cliente pueda elegir y Perciba Variedad.

Eso se consigue con la personalización de Salsas y Opciones en los Ingredientes Secundarios.

La Tercera Decisión es…

la de establecer unos elementos móviles en tu Menú

que cambien en función de la temporada o de la elección de los clientes para que aun manteniendo el mismo numero de platos la carta tenga movimiento y no aburra.

Diseñar el Menu Significa Estructurar las Operaciones de Tu Negocio.

Deja Tu Comentario si Piensas que Este Articulo te ha Ayudado.

¡Ultima Semana!

Pásate a Premium por solo 9,99€/mes  (Precio Regular 99€/mes)

que puedes cancelar en cualquier momento y Recibe cada semana una Versión Detallada de Mi Sistema para Aumentar las Ventas de Tu Negocio, con Casos Prácticos, Seminarios Internet, Videos que normalmente Empleo para Mis Clientes VIP.
Haz Click en el Botón Siguiente 

Click Aquí

 

 

Gratis Herramientas Premium

Recibe algunas de Nuestras Herramientas de Crecimiento Geometrico

No utilizaremos nunca tu e-mail, ni lo intercambiaremos o venderemos a otros. Puedes darte de baja cuando quieras.

Leave a comment

Your email address will not be published.


*


Shares